Accidentes de moto por cera en la calzada tras la Semana Santa
Despacho de Abogados en Sevilla

Accidentes de moto por cera en la calzada tras la Semana Santa

¿Qué hacer si sufrimos un accidente de moto por existir cera en la calzada?

Tras la Semana Santa y las diferentes festividades celebradas multitud de lugares del territorio nacional, resulta frecuente encontrarse con calles impregnadas de cera, como consecuencia del paso imagen-cera-semana-santa-accidente-de-motode procesiones, lo cual supone un verdadero riesgo para los viandantes, y provoca numerosos accidentes de moto.

Pese a los planes especiales de limpieza llevados a cabo durante los días de Semana Santa y posteriormente a esta, por parte de las empresas municipales de limpieza, es usual que siga apreciándose cera en las calzadas hasta varios días e incluso meses después de la celebración, ya que parte de la cera reaparece en el asfalto al subir las temperaturas.

Por ello, son frecuente los daños y lesiones sufridos por conductores de vehículos, fundamentalmente motocicletas y ciclomotores al circular por alguna de las calles en las que lo han hecho anteriormente procesiones de Semana Santa.

Lógicamente, por la idiosincrasia de sus fiestas, estos accidentes son más frecuentes en Andalucía, ya que en ciudades como Huelva, Granada, Málaga, Cádiz y Sevilla, son muchas las hermandades que realizan su estación de penitencia, y decenas de miles los nazarenos que engrosan sus cortejos.

En estas provincias se ha ido asentando una doctrina uniforme con base en las diferentes Sentencias dictadas al respecto. Según el caso, el perjudicado podrá reclamar a la empresa municipal encargada de la limpieza por no haber eliminado la cera de la calzada al realizar las labores de limpieza, o al Ayuntamiento del lugar en el que sufre el accidente, por no mantener las vías en un correcto estado para la circulación.

En este sentido, cabe destacar la reciente Sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla de 27 de Marzo de 2014, por la que se condena a LIMPIEZA PÚBLICA Y PROTECCIÓN AMBIENTAL SOCIEDAD ANÓNIMA MUNICIPAL (LIPASAM) a abonar al reclamante las lesiones y daños sufridos, entendiendo:

“Si bien la seguridad de las calles para la circulación rodada es, en principio, responsabilidad del Ayuntamiento de Sevilla, que, por tanto, al autorizar un evento que deja restos peligrosos en la calzada debe asegurarse de adoptar las medidas para que los mismos desaparezcan de la calzada en el plazo más breve posible una vez finalizado el evento y, mientras no sea posible su eliminación, señalizar adecuadamente el peligro, especialmente cuando pueda pasar desapercibido para los usuarios de la vía.

El Ayuntamiento habitualmente encomienda las labores de limpieza de los restos de cera a la entidad demandada, LIPASAM, de cuya labor obviamente debe responder. Pero con independencia de esta responsabilidad del Ayuntamiento, también puede incurrir en responsabilidad directamente la propia LIPASAM por concretas acciones u omisiones negligentes a la hora de llevar a cabo las tareas encomendadas directamente relacionadas con daños sufridos por terceros. Así puede incurrir en conducta negligente cuando no limpia determinadas zonas en las fechas previstas o las limpia de forma defectuosa o realiza su tarea con una lentitud excesiva en relación con el riesgo o peligro que generan los restos presentes en la calzada por amplias zonas de la ciudad. Con respecto a esto último, no es suficiente que acredite ajustarse al plan previamente establecido si el mismo se revela como notoriamente insuficiente para restaurar la seguridad de las calles en un tiempo razonable. Todo ello naturalmente debe conjugarse con la responsabilidad de los propios usuarios de la vía que han de utilizarla con la precaución adecuada en los días de las celebraciones o en fechas inmediatamente posteriores, al ser notorio en la ciudad la presencia de restos peligrosos en esas fechas, y cuando el peligro sea claramente visible empleando la atención exigible.”

Sobre la obligación del Ayuntamiento de conservar en buen estado las vías, destacamos:

“hubo tiempo suficiente para que, por parte de los servicios del Ayuntamiento se hubiere restablecido la seguridad de la vía, mediante la limpieza de la cera o bien inmediatamente después de la procesión o lo más pronto posible, diligencia que no fue puesta por el Ayuntamiento y en el caso, constituye nexo causal bastante, para atribuir la responsabilidad a la administración.” (STSJ Granada de 24 de Enero de 2011)

De la prueba para acreditar que el accidente de debió a la existencia de cera en la calzada, cabe citar; “En el caso de autos se estima suficientemente acreditado que el accidente, consistente en la caída en la calle Aguilas de esta ciudad de un ciclomotor que ocupaban como conductor y pasajera los actores, tuvo lugar como consecuencia de la presencia de restos de cera en la calzada. La presencia de estos restos viene acreditada por el atestado policial levantado al efecto,”

Aunque lo más frecuente, y a su vez lo más oportuno es llamar a los servicios de la Policía para que levanten Atestado sobre las causas del accidente, el estado de la vía, y de la existencia de cera en la misma, en algunas ocasiones, basta con las declaraciones de testigos del accidente, informe fotográfico sobre el mismo, y por la constancia de haber ocurrido otros accidentes en la misma calle por el mismo motivo.

El hecho de haber limpiado la calle donde se sufre al accidente, no exime a la empresa de limpieza de su responsabilidad si sigue existiendo cera en la calzada:

 “el que se trate de una calle céntrica, lo que razonablemente hace suponer que se trate de una zona prioritaria para su limpieza, y el horario de limpieza de los restos de cera de LIPASAM (de 23:00 a 6:00), es indiciario de que probablemente esa calle ya se había limpiado, quizás esa misma madrugada, dejando a pesar de ello restos de cera.”

 “y su caída no se explica sino por la cera acumulada en la calzada, lo que evidencia que la limpieza de la calle en cuestión, que la empresa demandada tenía prevista con arreglo a un plan específico, o no se hizo, o se hizo incorrectamente o fue insuficiente para la eliminación del peligro que supone la presente de la cera en la vía.” SAP Sevilla de 27 de Marzo de 2014.

 La elaboración de un Plan de Limpieza especial tras la Semana Santa tampoco exonera a la empresa municipal encargada de la misma, pese a su cumplimiento, considerándose en estos supuestos, factores como el cumplimiento completo del plan, o la falta de diligencia del propio plan al establecer la limpieza de calle en varios días mientras está abierta al tráfico rodado.

Así mismo, el transcurso de varios días sin eliminar por completo la cera del asfalto por la empresa municipal de limpieza también es tenido en cuenta de cara a declara la actuación negligente de la misma:

 “Nos hallamos ante una conducta claramente negligente que ha producido en natural, adecuada y directa relación causal unos daños, fácilmente previsibles y evitables, lo que genera el deber de la entidad demandada de indemnizar a los demandantes en las cantidades reclamadas por las lesiones y secuelas padecidas al caer del ciclomotor a causa de la cera no limpiada en el Puente de Isabel II después de catorce días desde la finalización de las procesiones de Semana Santa de 2006.”

 Al igual que sucede tras la Semana Santa, son numerosas las reclamaciones por los accidentes sufridos tras el Corpus Christi, procesiones de Gloria,  y las diferentes fiestas patronales.

Fotografía: Antonio España

Compartir

Abogados Babi Calzado, S. C.

San Francisco Javier  9, Edif. Sevilla-2,

Pl. 8, Pta. 11. CP 41018 - Sevilla

Tlf: 954 64 73 88 Fax: 954 64 73 88

contacto@abogadosbabicalzado.es

             babicalzado3def