Accidentes de moto por cera en la calzada tras la Semana Santa
Despacho de Abogados en Sevilla

Category Archives:Tráfico

Accidentes de moto por cera en la calzada tras la Semana Santa


¿Qué hacer si sufrimos un accidente de moto por existir cera en la calzada?

Tras la Semana Santa y las diferentes festividades celebradas multitud de lugares del territorio nacional, resulta frecuente encontrarse con calles impregnadas de cera, como consecuencia del paso imagen-cera-semana-santa-accidente-de-motode procesiones, lo cual supone un verdadero riesgo para los viandantes, y provoca numerosos accidentes de moto.

Pese a los planes especiales de limpieza llevados a cabo durante los días de Semana Santa y posteriormente a esta, por parte de las empresas municipales de limpieza, es usual que siga apreciándose cera en las calzadas hasta varios días e incluso meses después de la celebración, ya que parte de la cera reaparece en el asfalto al subir las temperaturas.

Por ello, son frecuente los daños y lesiones sufridos por conductores de vehículos, fundamentalmente motocicletas y ciclomotores al circular por alguna de las calles en las que lo han hecho anteriormente procesiones de Semana Santa.

Lógicamente, por la idiosincrasia de sus fiestas, estos accidentes son más frecuentes en Andalucía, ya que en ciudades como Huelva, Granada, Málaga, Cádiz y Sevilla, son muchas las hermandades que realizan su estación de penitencia, y decenas de miles los nazarenos que engrosan sus cortejos.

En estas provincias se ha ido asentando una doctrina uniforme con base en las diferentes Sentencias dictadas al respecto. Según el caso, el perjudicado podrá reclamar a la empresa municipal encargada de la limpieza por no haber eliminado la cera de la calzada al realizar las labores de limpieza, o al Ayuntamiento del lugar en el que sufre el accidente, por no mantener las vías en un correcto estado para la circulación.

En este sentido, cabe destacar la reciente Sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla de 27 de Marzo de 2014, por la que se condena a LIMPIEZA PÚBLICA Y PROTECCIÓN AMBIENTAL SOCIEDAD ANÓNIMA MUNICIPAL (LIPASAM) a abonar al reclamante las lesiones y daños sufridos, entendiendo:

“Si bien la seguridad de las calles para la circulación rodada es, en principio, responsabilidad del Ayuntamiento de Sevilla, que, por tanto, al autorizar un evento que deja restos peligrosos en la calzada debe asegurarse de adoptar las medidas para que los mismos desaparezcan de la calzada en el plazo más breve posible una vez finalizado el evento y, mientras no sea posible su eliminación, señalizar adecuadamente el peligro, especialmente cuando pueda pasar desapercibido para los usuarios de la vía.

El Ayuntamiento habitualmente encomienda las labores de limpieza de los restos de cera a la entidad demandada, LIPASAM, de cuya labor obviamente debe responder. Pero con independencia de esta responsabilidad del Ayuntamiento, también puede incurrir en responsabilidad directamente la propia LIPASAM por concretas acciones u omisiones negligentes a la hora de llevar a cabo las tareas encomendadas directamente relacionadas con daños sufridos por terceros. Así puede incurrir en conducta negligente cuando no limpia determinadas zonas en las fechas previstas o las limpia de forma defectuosa o realiza su tarea con una lentitud excesiva en relación con el riesgo o peligro que generan los restos presentes en la calzada por amplias zonas de la ciudad. Con respecto a esto último, no es suficiente que acredite ajustarse al plan previamente establecido si el mismo se revela como notoriamente insuficiente para restaurar la seguridad de las calles en un tiempo razonable. Todo ello naturalmente debe conjugarse con la responsabilidad de los propios usuarios de la vía que han de utilizarla con la precaución adecuada en los días de las celebraciones o en fechas inmediatamente posteriores, al ser notorio en la ciudad la presencia de restos peligrosos en esas fechas, y cuando el peligro sea claramente visible empleando la atención exigible.”

Sobre la obligación del Ayuntamiento de conservar en buen estado las vías, destacamos:

“hubo tiempo suficiente para que, por parte de los servicios del Ayuntamiento se hubiere restablecido la seguridad de la vía, mediante la limpieza de la cera o bien inmediatamente después de la procesión o lo más pronto posible, diligencia que no fue puesta por el Ayuntamiento y en el caso, constituye nexo causal bastante, para atribuir la responsabilidad a la administración.” (STSJ Granada de 24 de Enero de 2011)

De la prueba para acreditar que el accidente de debió a la existencia de cera en la calzada, cabe citar; “En el caso de autos se estima suficientemente acreditado que el accidente, consistente en la caída en la calle Aguilas de esta ciudad de un ciclomotor que ocupaban como conductor y pasajera los actores, tuvo lugar como consecuencia de la presencia de restos de cera en la calzada. La presencia de estos restos viene acreditada por el atestado policial levantado al efecto,”

Aunque lo más frecuente, y a su vez lo más oportuno es llamar a los servicios de la Policía para que levanten Atestado sobre las causas del accidente, el estado de la vía, y de la existencia de cera en la misma, en algunas ocasiones, basta con las declaraciones de testigos del accidente, informe fotográfico sobre el mismo, y por la constancia de haber ocurrido otros accidentes en la misma calle por el mismo motivo.

El hecho de haber limpiado la calle donde se sufre al accidente, no exime a la empresa de limpieza de su responsabilidad si sigue existiendo cera en la calzada:

 “el que se trate de una calle céntrica, lo que razonablemente hace suponer que se trate de una zona prioritaria para su limpieza, y el horario de limpieza de los restos de cera de LIPASAM (de 23:00 a 6:00), es indiciario de que probablemente esa calle ya se había limpiado, quizás esa misma madrugada, dejando a pesar de ello restos de cera.”

 “y su caída no se explica sino por la cera acumulada en la calzada, lo que evidencia que la limpieza de la calle en cuestión, que la empresa demandada tenía prevista con arreglo a un plan específico, o no se hizo, o se hizo incorrectamente o fue insuficiente para la eliminación del peligro que supone la presente de la cera en la vía.” SAP Sevilla de 27 de Marzo de 2014.

 La elaboración de un Plan de Limpieza especial tras la Semana Santa tampoco exonera a la empresa municipal encargada de la misma, pese a su cumplimiento, considerándose en estos supuestos, factores como el cumplimiento completo del plan, o la falta de diligencia del propio plan al establecer la limpieza de calle en varios días mientras está abierta al tráfico rodado.

Así mismo, el transcurso de varios días sin eliminar por completo la cera del asfalto por la empresa municipal de limpieza también es tenido en cuenta de cara a declara la actuación negligente de la misma:

 “Nos hallamos ante una conducta claramente negligente que ha producido en natural, adecuada y directa relación causal unos daños, fácilmente previsibles y evitables, lo que genera el deber de la entidad demandada de indemnizar a los demandantes en las cantidades reclamadas por las lesiones y secuelas padecidas al caer del ciclomotor a causa de la cera no limpiada en el Puente de Isabel II después de catorce días desde la finalización de las procesiones de Semana Santa de 2006.”

 Al igual que sucede tras la Semana Santa, son numerosas las reclamaciones por los accidentes sufridos tras el Corpus Christi, procesiones de Gloria,  y las diferentes fiestas patronales.

Fotografía: Antonio España

Compartir

Días impeditivos y no impeditivos


La indemnización por las lesiones sufridas en accidente de tráfico se compone de dos apartados: Indemnización por Incapacidad Temporal y la Indemnización por Secuelas causadas como consecuencia del accidente sufrido.

 La incapacidad temporal para un lesionado en accidente de tráfico comprende el período que va desde la producción del siniestro hasta que se produce la estabilización lesional. La indemnización por incapacidad temporal y la indemnización por secuelas son perfectamente acumulables. Evidentemente las secuelas tienen su propia graduación en función de la gravedad de las mismas, tasadas mediante un sistema de puntos/euros,  y de la edad de la víctima.

 Una vez explicado la naturaleza de cada término pasamos a analizar la forma de calcular la incapacidad temporal. Ésta se computa multiplicando el número de días de baja por la indemnización que corresponda según el tipo de baja, que puede ser: día de baja hospitalaria, días impeditivos y no impeditivos.

-La baja hospitalaria o estancia hospitalaria:  implica estar hospitalizado a consecuencia de las lesiones sufridas. Según el Baremo de accidentes de tráfico 2014 cada día se computa por 71.84 Euros.

-Días impeditivos: se entiende por día impeditivo aquel en que la víctima está incapacitada para desarrollar su ocupación o tareas habituales, no teniendo que coincidir necesariamente con el concepto de baja laboral (IT). Para el año 2014 cada día se computa por 58.41 Euros.

-Días no impeditivos: se refiere a lesiones que requieren tratamiento médico, pero que no incapacitan para el trabajo o la realización de las tareas habituales. Estaría en esta situación quien puede incorporarse a su trabajo o actividad habitual pero precisa seguir recibiendo tratamiento médico para la total curación de sus lesiones. Para el año 2014 cada día se computa por 31.43 Euros.

Dichos tipos de baja no son excluyentes, esto implica que una persona, como ejemplo, puede haber sufrido un accidente de tráfico y pasar tres días de hospitalización, diez quince impeditivos y trienta no impeditivos. En esta hipotética situación, la indemnización por incapacidad temporal (sin perjuicio de las secuelas) se calcularía de la siguiente manera:

                        BAJA HOSPITALARIA:

                            71’84 x 3 = 215,52 €

                        DIAS IMPEDITIVOS:

                            58’41 x 15 = 876,15 €

                        DIAS NO IMPEDITIVOS:

                            31’43 x 30 = 942,9 €

                        TOTAL POR INCAPACIDAD TEMPORAL:

                           215,52 + 876,15 + 942,9 = 2.034,57.-€

Compartir

Calcular indemnización por accidente de tráfico


 Desgraciadamente, son muchas las personas que han sufrido lesiones físicas y psíquicas como consecuencia de un accidente de tráfico. Para la restitución integral de todos los daños padecidos por el accidente, el Art. 1 de la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor establece su indemnización. Dicha norma, establece en su anexo se establece un “sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación“, cuyas cuantías se actualizan anualmente por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (ver Baremo accidentes de tráfico 2014).

A continuación, veremos cómo calcular indemnización por accidente de tráfico.

 El Baremo se divide en cinco tablas donde se  establecen los distintos daños y perjuicios a indemnizar, y sus correspondientes cuantías:

–         Tabla I: Indemnizaciones básicas por muerte (incluidos daños morales)

–         Tabla II: Factores de corrección para las indemnizaciones básicas por muerte

–         Tabla III: Indemnizaciones básicas por lesiones permanentes (incluidos daños morales)

–         Tabla IV: Factores de corrección para las indemnizaciones básicas por lesiones permanentes

–         Tabla V: Indemnizaciones por incapacidad temporal (compatibles con otras indemnizaciones)

 Así, la Tabla I y II establecen la indemnización a los familiares del fallecido, y las Tablas III y IV las correspondientes a las lesiones permanentes, otorgando un valor concreto en dinero a cada uno de los puntos obtenidos con arreglo a la anterior tabla, siendo la valoración inversamente proporcional a la edad del perjudicado.

 La Tabla V recoge las indemnizaciones por Incapacidad Temporal, determinándose por un importe diario (variable según sea necesaria o no estancia hospitalaria) multiplicado por los días que tarden en estabilizarse  la lesiones y corregido conforme a los factores que expresa la propia tabla.  De este modo, La incapacidad temporal para un perjudicado por un siniestro de la circulación comprende el período que va desde la producción del siniestro hasta que se produce la sanidad o estabilidad lesional.

 La jurisprudencia ha ofrecido diferentes criterios sobre el concepto de estabilización lesional, como:

“días en que tarda es estabilizarse una lesión , y una lesión se estabiliza cuando sus resultados son ya constantes, firmes y permanentes, no existiendo a partir de entonces la posibilidad de mejora, motivo por el cual, si el proceso de curación sigue en curso, no cabe hablar de que la estabilización se haya producido, siendo, por otra parte, la secuela el daño o detrimento corporal que queda tras la curación y que es consecuencia de dicha lesión , de lo que se deriva que, si la lesión inicial tiene cura y se restablece, en todo o en parte, la salud o indemnidad física del perjudicado, no cabrá hablar de secuelas, concurriendo únicamente éstas cuando no sea posible una mejora o curación de las lesiones y queden unos resultados lesivos, constantes y firmes”.  (SAP Barcelona, Sec. 1ª  256/2006, de 24 de Mayo ).

“ha de considerarse como periodo de curación aquel espacio temporal necesario para obtener el restablecimiento de las lesiones sufridas o una estabilización en el curso lesional- estabilización de las lesiones – en el que a pesar de los tratamientos médicos no va a evolucionar la situación del lesionado ni es previsible que se produzca algún otro cambio o transformación” ( SAP Asturias, Sec. 7ª, 490/2010, de 15 de Noviembre ).

 La Sentencia del TS de 19 de Septiembre de 2.011 establece que la incapacidad temporal “comprende únicamente el periodo que se extiende hasta la curación o estabilización de las lesiones derivadas del siniestro, durante el cual la víctima recibió tratamiento médico.”

 Dentro de los días establecidos como incapacidad temporal, deberá establecerse el carácter impeditivo o no de los mismos. Así, los días impeditivos deben entenderse como a víctima está incapacitada para desarrollar su ocupación o actividad habitual. Los días impeditivos no deben confundirse con los días de baja laboral, aunque pueden coincidir.

 De este modo, el total de la indemnización resultará de multiplicar los días impeditivos y no impeditivos por su cantidad establecida en el Baremo (58,41.-€ y 31,43.-€ respectivamente según Baremo de accidentes de tráfico de 2014), aplicándole su correspondiente factor de corrección, y añadiéndole los puntos en que hayan resultado por las lesiones permanentes o secuelas.

Compartir

Baremo accidentes de tráfico 2014


El Baremo accidentes de tráfico 2014, se compone de las siguientes tablas:

 Tabla I

Indemnizaciones básicas por muerte (incluidos daños morales)

Perjudicados/beneficiarios (1) de la indemnización

(por grupos excluyentes)

Edad de la víctima

Hasta 65 años

Euros

De 66 a 80 años

Euros

Más de 80 años

Euros

Grupo I

Víctima con cónyuge (2)

Al cónyuge 115.035,21 86.276,40 57.517,60
A cada hijo menor 47.931,33 47.931,33 47.931,33
A cada hijo mayor
Si es menor de veinticinco años 19.172,54 19.172,54 7.189,70
Si es mayor de veinticinco años 9.586,26 9.586,26 4.793,14
A cada padre con o sin convivencia con la víctima 9.586,26 9.586,26

A cada hermano menor huérfano y dependiente de la víctima 47.931,33 47.931,33

Grupo II

Víctima sin cónyuge (3) y con hijos menores

Sólo un hijo 172.552,79 172.552,79 172.552,79
Sólo un hijo, de víctima separada legalmente 134.207,73 134.207,73 134.207,73
Por cada hijo menor más (4) 47.931,33 47.931,33 47.931,33
A cada hijo mayor que concurra con menores 19.172,54 19.172,54 7.189,70
A cada padre con o sin convivencia con la víctima 9.586,26 9.586,26

A cada hermano menor huérfano y dependiente de la víctima 47.931,33 47.931,33

Grupo III

Víctima sin cónyuge (3) y con todos sus hijos mayores

III.1 Hasta veinticinco años:
A un solo hijo 124.621,47 124.621,47 71.897,00
A un solo hijo, de víctima separada legalmente 95.862,67 95.862,67 57.517,60
Por cada otro hijo menor de veinticinco años (4) 28.758,80 28.758,80 14.379,40
A cada hijo mayor de veinticinco años que concurra con menores de veinticinco años 9.586,26 9.586,26 4.793,14
A cada padre con o sin convivencia con la víctima 9.586,26 9.586,26

A cada hermano menor huérfano y dependiente de la víctima 47.931,33 47.931,33

III.2 Más de veinticinco años:
A un solo hijo 57.517,60 57.517,60 38.345,07
Por cada otro hijo mayor de veinticinco años más (4) 9.586,26 9.586,26 4.793,14
A cada padre con o sin convivencia con la víctima 9.586,26 9.586,26

A cada hermano menor huérfano y dependiente de la víctima 47.931,33 47.931,33

Grupo IV

Víctima sin cónyuge (3) ni hijos y con ascendientes

Padres (5):
Convivencia con la víctima 105.448,93 76.690,12

Sin convivencia con la víctima 76.690,12 57.517,60

Abuelo sin padres (6):
A cada uno 28.758,80

A cada hermano menor de edad en convivencia con la víctima en los dos casos anteriores 19.172,54

Grupo V

Víctima con hermanos solamente

V.1 Con hermanos menores de veinticinco años:
A un solo hermano 76.690,12 57.517,60 38.345,07
Por cada otro hermano menor de veinticinco años (7) 19.172,54 19.172,54 9.586,26
A cada hermano mayor de veinticinco años que concurra con hermanos menores de veinticinco años 9.586,26 9.586,26 9.586,26
V.2 Sin hermanos menores de veinticinco años:
A un solo hermano 47.931,33 28.758,80 19.172,54
Por cada otro hermano (7) 9.586,26 9.586,26 9.586,26

(1) Con carácter general:

a) Cuando se trate de hijos, se incluirán también los adoptivos.

b) Cuando se fijen cuantías distintas según la edad del perjudicado o beneficiario se aplicará la edad que tuviese éste en la fecha en que se produjo el accidente de la víctima.

(2) Cónyuge no separado legalmente al tiempo del accidente. Las uniones conyugales de hecho consolidadas se asimilarán a las situaciones de derecho.

(3) Se equiparan a la ausencia de cónyuge la separación legal y el divorcio. No obstante, si el cónyuge separado o divorciado tiene derecho a la pensión regulada en el artículo 97 de Código Civil, le corresponderá una indemnización igual al 50 por 100 de las fijadas para el cónyuge en el grupo I. En los supuestos de concurrencia con uniones conyugales de hecho o, en su caso, de aquéllos o éstos con cónyuges no separados legalmente, la indemnización fijada para el cónyuge en el grupo I se distribuirá entre los concurrentes en proporción a la cuantía que les hubiera correspondido de no haber concurrencia.

(4) La cuantía total de la indemnización que corresponda según el número de hijos se asignará entre ellos a partes iguales.

(5) Si concurriesen uno que conviviera y otro que no conviviera con la víctima se asignará a cada uno el 50 por 100 de la cuantía que figura en su respectivo concepto.

(6) La cuantía total de la indemnización se distribuirá al 50 por 100 entre los abuelos paternos y maternos.

(7) La cuantía total de la indemnización que corresponda según el número de hermanos se asignará entre ellos a partes iguales.

Tabla II

Factores de corrección para las indemnizaciones básicas por muerte

Descripción

Aumento

(en porcentaje

o en euros)

Porcentaje

de reducción

Perjuicios económicos

Ingresos netos anuales de la víctima por trabajo personal:
Hasta 28.758,81 euros (1)

Hasta el 10

De 28.758,82 a 57.517,60 euros

Del 11 al 25

De 57.517,61 hasta 95.862,67 euros

Del 26 al 50

Más de 95.862,67 euros

Del 51 al 75

Circunstancias familiares especiales

Discapacidad física o psíquica acusada (anterior al accidente) del perjudicado/beneficiario:
Si es cónyuge o hijo menor

Del 75 al 100 (2)

Si es hijo mayor con menos de veinticinco años

Del 50 al 75 (2)

Cualquier otro perjudicado/beneficiario

Del 25 al 50 (2)

Víctima hijo único

Si es menor

Del 30 al 50

Si es mayor, con menos de veinticinco años

Del 20 al 40

Si es mayor, con más de veinticinco años

Del 10 al 25

Fallecimiento de ambos padres en el accidente

Con hijos menores

Del 75 al 100 (3)

Sin hijos menores:
Con hijos menores de veinticinco años

Del 25 al 75 (3)

Sin hijos menores de veinticinco años

Del 10 al 25 (3)

Víctima embarazada con pérdida de feto a consecuencia del accidente

Si el concebido fuera el primer hijo:
Hasta el tercer mes de embarazo

14.379,40

A partir del tercer mes

38.345,07

Si el concebido fuera el segundo hijo o posteriores:
Hasta el tercer mes

9.586,26

A partir del tercer mes

19.172,54

Elementos correctores del apartado primero.7 de este anexo

Hasta el 75

(1) Se incluirá en este apartado cualquier víctima en edad laboral, aunque no se justifiquen ingresos.

(2) Sobre la indemnización que corresponda al beneficiario discapacitado.

(3) Sobre la indemnización básica que corresponda a cada perjudicado.

Tabla III

Indemnizaciones básicas por lesiones permanentes (incluidos daños morales)

Valores del punto en euros

Puntos

Hasta 20 años

De 21 a 40 años

De 41 a 55 años

De 56 a 65 años

Más de 65 años

Euros 2014

Euros 2014

Euros 2014

Euros 2014

Euros 2014

1

852,40 789,14 725,87 668,23 598,10

2

878,70 811,68 744,65 686,72 607,58

3

902,31 831,85 761,35 703,23 617,15

4

923,24 849,61 775,94 717,76 622,33

5

941,48 864,98 788,45 730,29 627,63

6

957,04 877,97 798,88 740,83 631,54

7

977,61 895,63 813,61 755,32 639,08

8

996,14 911,50 826,79 768,34 645,58

9

1.012,70 925,56 838,40 779,84 651,02

10-14

1.027,22 937,83 848,45 789,87 655,44

15-19

1.207,26 1.105,04 1.002,79 929,98 731,43

20-24

1.372,62 1.258,60 1.144,58 1.058,69 800,84

25-29

1.537,65 1.411,75 1.285,88 1.187,07 871,72

30-34

1.692,14 1.555,16 1.418,18 1.307,27 937,85

35-39

1.836,34 1.689,03 1.541,71 1.419,51 999,37

40-44

1.970,56 1.813,64 1.656,73 1.523,94 1.056,42

45-49

2.095,03 1.929,22 1.763,42 1.620,80 1.109,08

50-54

2.210,03 2.036,02 1.862,01 1.710,32 1.157,46

55-59

2.363,03 2.177,79 1.992,55 1.829,20 1.226,25

60-64

2.513,02 2.316,79 2.120,56 1.945,76 1.293,65

65-69

2.660,10 2.453,07 2.246,05 2.060,05 1.359,76

70-74

2.804,28 2.586,67 2.369,09 2.172,09 1.424,55

75-79

2.945,61 2.717,65 2.489,71 2.281,94 1.488,07

80-84

3.084,20 2.846,06 2.607,95 2.389,65 1.550,36

85-89

3.220,04 2.971,97 2.723,90 2.495,20 1.611,43

90-99

3.353,26 3.095,41 2.837,55 2.598,72 1.671,30

100

3.483,84 3.216,41 2.948,98 2.700,25 1.729,99

 Tabla IV

Factores de corrección para las indemnizaciones básicas por lesiones permanentes

Descripción

Aumento

(en porcentaje o en euros)

Porcentaje

de reducción

Perjuicios económicos

Ingresos netos de la víctima por trabajo personal:
Hasta 28.758,81 euros (1)

Hasta el 10

De 28.758,82 a 57.517,60 euros

Del 11 al 25

De 57.517,61 hasta 95.862,67 euros

Del 26 al 50

Más de 95.862,67 euros

Del 51 al 75

Daños morales complementarios

Se entenderán ocasionados cuando una sola secuela exceda de 75 puntos o las concurrentes superen los 90 puntos. Sólo en estos casos será aplicable

Hasta 95.862,67

Lesiones permanentes que constituyan una incapacidad para la ocupación o actividad habitual de la víctima

Permanente parcial:

Con secuelas permanentes que limiten parcialmente la ocupación o actividad habitual, sin impedir la realización de las tareas fundamentales de la misma

Hasta 19.172,54

Permanente total:

Con secuelas permanentes que impidan totalmente la realización de las tareas de la ocupación o actividad habitual del incapacitado

De 19.172,55 a 95.862,67

Permanente absoluta:

Con secuelas que inhabiliten al incapacitado para la realización de cualquier ocupación o actividad

De 95.862,68 a 191.725,34

Grandes inválidos

Personas afectadas con secuelas permanentes que requieren la ayuda de otras personas para realizar las actividades más esenciales de la vida diaria, como vestirse, desplazarse, comer o análogas (tetraplejías, paraplejías, estados de coma vigil o vegetativos crónicos, importantes secuelas neurológicas o neuropsiquiátricas con graves alteraciones mentales o psíquicas, ceguera completa, etc.):

Necesidad de ayuda de otra persona:

Ponderando la edad de la víctima y grado de incapacidad para realizar las actividades más esenciales de la vida. Se asimilan a esta prestación el coste de la asistencia en los casos de estados de coma vigil o vegetativos crónicos

Hasta 383.450,65

Adecuación de la vivienda

Según características de la vivienda y circunstancias del incapacitado, en función de sus necesidades

Hasta 95.862,67

Perjuicios morales de familiares:

Destinados a familiares próximos al incapacitado en atención a la sustancial alteración de la vida y convivencia derivada de los cuidados y atención continuada, según circunstancias

Hasta 143.794,00

Embarazada con pérdida de feto a consecuencia del accidente (2)

Si el concebido fuera el primer hijo:
Hasta el tercer mes de embarazo

Hasta 14.379,41

A partir del tercer mes

Hasta 38.345,07

Si el concebido fuera el segundo hijo o posteriores:
Hasta el tercer mes de embarazo

Hasta 9.586,26

A partir del tercer mes

Hasta 19.172,54

Elementos correctores del apartado primero.7 de este anexo

Según circunstancias

Según circunstancias

Adecuación del vehículo propio

Según características del vehículo y circunstancias del incapacitado permanente, en función de sus necesidades

Hasta 28.758,80

(1) Se incluirá en este apartado cualquier víctima en edad laboral, aunque no se justifiquen ingresos.

(2) Habrá lugar a la percepción de esta indemnización, aunque la embarazada no haya sufrido lesiones.

Tabla V

Indemnizaciones por incapacidad temporal (compatibles con otras indemnizaciones)

A) Indemnización básica (incluidos daños morales):

Día de baja

Indemnización diaria

Euros

Durante la estancia hospitalaria

71,84

Sin estancia hospitalaria:
Impeditivo (1)

58,41

No Impeditivo

31,43

(1)    Se entiende por día de baja impeditivo aquél en que la víctima está incapacitada para desarrollar su ocupación o actividad habitual

B) Factores de corrección:

Descripción

Porcentajes aumento

Porcentajes disminución

Perjuicios económicos

Ingresos netos anuales de la víctima por trabajo personal:
Hasta 28.758,81 euros

Hasta el 10

De 28.758,82 a 57.517,60 euros

Del 11 al 25

De 57.517,61 hasta 95.862,67 euros

Del 26 al 50

Más de 95.862,67 euros

Del 51 al 75

Elementos correctores de disminución del apartado primero.7 de este anexo

Hasta el 75

 

Compartir

Contrato de seguro


Contratación de una Póliza de Seguro

Seguro: contrato (póliza) mediante el que se le paga una suma de dinero (prima) a una Compañía de Seguros para recibir una compensación (indemnización) en caso de que se materialice alguno de los riesgos previstos en dicho contrato.

Términos

Tomador: Es la persona que contrata el seguro y realiza el pago de la primas (No necesariamente es el beneficiario del seguro).

Asegurado: Es el bien que se asegura.

Asegurador: Es quien indemniza cuando se materializa alguno de los riesgos previstos en el contrato.

Beneficiario: Es la persona que recibe la indemnización.

Capital final: Monto del dinero que recibe el beneficiario al término del contrato.

Mediador: Es la persona que asesora al tomador durante el proceso de contratación del seguro.

Póliza: Contrato suscrito entre el tomador y el asegurador donde se asientan los términos del seguro.

Prima: Precio del seguro, generalmente de anual.

Recibo: Documento que avala el pago de la prima.

Siniestro: Suceso previsto en la póliza, por el cual el asegurador debe indemnizar al beneficiario.

Franquicia: Cantidad que se deduce de la indemnización que paga el asegurador mediante la cual el asegurado asume parte del costo del siniestro.

Documentos

Solicitud del seguro: Documento mediante el cual el tomador realiza la petición formal del seguro a la compañía aseguradora, en él se asienta el riesgo a asegurar para que la compañía establezca las condiciones y precio del seguro.

Proposición del seguro: Documento emitido por la entidad aseguradora donde asienta las condiciones bajo las cuales accede a cubrir el riesgo a cubrir.

Carta de garantía: Documento emitido por la entidad aseguradora que prueba que se está tramitando la póliza solicitada.

Póliza del seguro: Documento suscrito entre al tomador y el asegurador donde se describen las condiciones del contrato de seguro.

Cláusulas:

Generales: Definen las relaciones entre las partes y definen las coberturas ofrecidas por la entidad aseguradora.

Particulares: Especifican los riesgos y coberturas contratados de entre todos los ofrecidos porla Compañía de Seguros.

Especiales: Modificaciones, ampliaciones o anulaciones que realizan las partes a las condiciones generales.

Anexos, Apéndices y Suplementos.

Duración del Contrato de Seguro

La duración de un contrato de seguro es, por regla general, de un año. Llegado el mismo la renovación será automática, a no ser que el asegurado notifique a la compañía con dos meses de antelación que no va a renovar. En caso de que sea la compañía quien no desee renovar, estará obligada a notificarlo con la debida antelación. Si la compañía desea rescindir la póliza antes de su vencimiento está obligada a devolver la parte de la prima proporcional al período de tiempo que falte para dicho vencimiento.

Cancelación del Contrato por el asegurador

– Si se vende el objeto asegurado (estará obligado a devolver la parte de la prima pendiente).

– Si durante el tiempo en que esté vigente el contrato se agrava el riesgo que cubre la póliza. En este caso el asegurador puede proponer una modificación de las condiciones recogidas en el contrato o cancelar la póliza. En cualquier caso el asegurador estará obligado a devolver la parte proporcional de la prima. En caso de que el asegurado oculte de mala fe el agravamiento del riesgo cubierto y este se materializa, el asegurador se podrá liberar del pago de la indemnización. Si, por el contrario, no existiera mala fe, la compañía solo deberá pagar la diferencia entre la prima contratada y la que corresponda al incremento del riesgo.

– Que el asegurado proporcione datos falsos a la hora de contratar la póliza.La Compañía de Seguros tiene un mes desde que se conozca el hecho para cancelar el contrato sin que el asegurado tenga derecho a recuperar la prima correspondiente al tiempo que queda hasta la fecha de cumplimiento del contrato (salvo que demuestre que no actuó de mala fe).

Cancelación del Contrato por el asegurado

– Haber comprado un objeto que estaba asegurado y que no le interese mantener el seguro.

– En caso de disminución del riesgo, por lo que habría de reducirse la prima y la aseguradora no admita la modificación de la misma. En tal caso el tomador del seguro tiene derecho a cobrar la diferencia entre la prima que ha pagado y la que le hubiera correspondido desde que notificara la disminución del riesgo.

Impago de la Prima

Si el tomador no paga el recibo del seguro, perderá la cobertura al cabo de un mes (llamado mes de gracia). En caso de seguros de vida o jubilación, se procederá a su liquidación con las cantidades que correspondan. Si la deuda es superior a los 300€,la Compañía de Seguros dispondrá de 6 meses (contados a partir del vencimiento de la prima), para reclamar el pago de la misma. En el caso de los seguros de automóvil, asistencia sanitaria y multirriesgo el tomador tendrá 5 meses desde el cumplimiento del mes de gracia para abonar el importe de la prima (en tal caso se recuperará la cobertura en 24 horas).

El Siniestro

Si se llega a producir un siniestro el tomador, el asegurado o el beneficiario tienen un plazo de 7 días hábiles (sin contar domingos o festivos) para informar ala Compañía de Seguros de la ocurrencia del mismo así como de las consecuencias y de las circunstancias en que se produjo. Si no se comunica el siniestro en el plazo estipulado, la aseguradora podrá reclamar una indemnización por daños y perjuicios que ocasione el retraso. Una vez que la compañía sea debidamente informada, envía un perito para hacer un análisis del siniestro y de los daños. Cuando finalicen la peritación y las investigaciones, la compañía tiene la obligación de pagar la indemnización, reparar o reponer el objeto asegurado en dependencia de lo estipulado en el contrato. La aseguradora puede eximirse del pago de la indemnización en caso de que el siniestro sea provocado por el propio asegurado, de no ser así, tiene la obligación de pagar el monto mínimo de la indemnización en un plazo de 40 días a partir de la notificación del siniestro y la totalidad de la misma al cabo de los 3 meses.

La Vía Judicial

En caso de no abonar la indemnización transcurridos los 3 meses, se podrá exigir judicialmente el pago de esa suma, de los intereses que esta produzca y de una indemnización adicional por daños y perjuicios que pueda originar el retraso. El tomador dispone, para interponer la acción judicial, de un plazo de 2 años si el seguro cubría daños patrimoniales y de 5 años si cubría daños personales. Las acciones judiciales se tramitarán ante el juez correspondiente al domicilio del asegurado.

Cobertura de Defensa Jurídica

Asistencia jurídica o reembolso de los gastos que puedas tener como asegurado, propietario, conductor u ocupante del vehículo en el momento del siniestro dentro de una reclamación en vía administrativa, judicial o arbitral. De este modo serán abonados por la Compañía., usted podrá elegir para su defensa al abogado de la Compañía de Seguros, o a un abogado de su confianza cuyos honorarios.

 

Compartir

Multas de tráfico


CLASES DE INFRACCIONES

– LEVES
Las no clasificadas expresamente como graves o muy graves en la normativa de Tráfico y su sanción será de hasta 90 euros.

– GRAVES
Aquellas cuya sanción puede ascender de 91 hasta 300 euros, y especialmente las siguientes conductas: Incumplir las limitaciones de velocidad, prioridad de paso, adelantamientos, cambios de dirección o sentido y marcha atrás; paradas y estacionamientos en lugares peligrosos o que obstaculicen gravemente la circulación; conducir utilizando cascos o auriculares; no hacer uso del cinturón de seguridad, el casco y demás elementos de protección;  no respetar las señales de los agentes que regulan la circulación.; no respetar la luz roja de un semáforo o una señal de stop; conducción negligente; arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios, accidentes de circulación o perjudicar al medio natural; no facilitar su identidad ni los datos del vehículo solicitados por los afectados en un accidente de circulación, estando implicado en el mismo; circular con un vehículo que incumpla las condiciones técnicas reglamentariamente establecidas, etc.

– MUY GRAVES
Infracciones cuya sanción va desde 301 a 600 euros, y especialmente las siguientes: La conducción tras haber ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las que reglamentariamente se establezcan, y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y cualquier otra sustancia de efectos análogos; incumplir la obligación de todos los conductores de vehículos de someterse a las pruebas que se establezcan para detección de posibles intoxicaciones de alcohol, estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y otras sustancias análogas, y la de los demás usuarios de la vía cuando se hallen implicados en algún accidente de circulación; sobrepasar en más de un 50 por 100 la velocidad máxima autorizada; la conducción manifiestamente temeraria; la circulación en sentido contrario al establecido; la conducción de un vehículo sin ser titular de la autorización administrativa correspondiente; circular con un vehículo no matriculado o careciendo de las autorizaciones administrativas correspondientes; circular por autopistas o autovías con vehículos expresamente prohibidos para ello.

FORMULACIÓN DE DENUNCIA

POSIBLES DENUNCIANTES

Agentes de la Autoridad

Son los representantes dela Jefatura de Tráfico (Guardia Civil) o dela Alcaldía correspondiente (Policía Local), y tienen autoridad para sancionar a quienes infrinjan la legislación de Tráfico.

Agentes de la Zona Azul

Estos Agentes son en realidad denunciantes voluntarios, y por lo tanto no están en la posesión de la presunción de veracidad que predicábamos respecto de los Guardias Civiles o Policías Locales.

Particular (un ciudadano)

Cualquier ciudadano que observe una infracción, de manera voluntaria puede denunciarla verbalmente ante los agentes de vigilancia del tráfico más próximos al lugar del hecho, o por escrito dirigido ala Jefatura de Tráfico o a la Alcaldía del lugar de la infracción.

En este caso, le corresponde al particular probar los hechos por los que nos ha denunciado.

BOLETÍN DE DENUNCIA

Contenido

Datos imprescindibles:

-Identificación del vehículo y del conductor.

-Descripción del hecho infractor.

-Lugar, fecha y hora.

-La negativa del denunciado a firmar, si se da el caso.

-Identificación del denunciante.

Sobre este último dato, la ley permite que si el denunciante es un Agente de la Autoridad se sustituyan sus datos personales por un número de identificación. No siendo así en el caso de que sea un particular, pues en este caso se exige que en la denuncia aparezcan sus datos personales.

Boletín equiparable a notificación

El boletín de denuncia, en caso de que se pare al vehículo, puede servir como notificación si contiene todos los datos necesarios que estipula el R D. 320/94 en su artículo 5, es decir, la identificación del vehículo y del conductor, la descripción del hecho infractor, el lugar, fecha y hora, la negativa del denunciado a firmar si se da el caso, la identificación del denunciante y además la sanción económica impuesta.

NOTIFICACIÓN

Medios utilizados para notificar:

– Agente

– Servicio de correos

– Anuncios o edictos

– Telegramas

PLAZOS DE PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN PARA SANCIONAR

– Infracciones Leves: 3 meses contados desde la fecha en que los hechos se hubieran cometido, es decir, desde la fecha de la infracción.

– Infracciones Graves: 6 meses, contados de igual forma.

– Infracciones Muy Graves: 1 año desde la fecha de la infracción.

ESCRITOS

– Alegaciones

– Petición de prueba

– Ejercicio de otros derechos

– Solicitud de información

– Solicitud de documentos

– Alegaciones tras la recepción de pruebas

RECURSOS

– Recurso de alzada

– Recurso potestativo de reposición

AGOTADA LA VÍA ADMINISTRATIVA

– La vía contencioso administrativa: el recurso contencioso-administrativo

– La vía ejecutiva para el cobro

– El cobro de multa en vía de apremio

– El procedimiento de apremio

– Recargo de apremio

– Ingreso en el procedimiento de apremio

– Interés de demora

– Embargo de bienes

 

 

Compartir

Accidentes de tráfico


CONSECUENCIAS LEGALES DEL ACCIDENTE DE TRÁFICO

De todo accidente de circulación derivan consecuencias de índole civil, penal y administrativa, teniendo cada de ellas una jurisdicción, autoridades y trámites específicos, y siendo, pese a ello, interdependientes. Lo cierto es que en accidentes de circulación con lesiones a personas o daños a las cosas el primer proceso que se inicia es el penal pues el estado tiene interés en no dejar impune esos actos.

RESPONSABILIDAD CIVIL POR ACCIDENTES DE TRÁFICO

Principio general de responsabilidad civil por todo daño a personas y cosas ocurridos por la circulación del vehículo. Se trata de un responsabilidad objetiva, es decir, que por el solo hecho del accidente nace la obligación del causante de responder por los daños y perjuicios ocasionados.Lo dicho anteriormente no es de aplicación cuando el responsable prueba que se debió a la conducta o negligencia de la víctima o a fuerza mayor en la conducción o en el funcionamiento del vehículo.

RESPONSABLE CIVIL

Tanto el conductor como el propietario del vehículo, pues no siempre son la misma persona. Ley ha creado la figura del responsable civil directo colocado a la entidad aseguradora del vehículo en la misma posición que el conductor y el propietario. Por tanto, en un accidente de tráfico se puede reclamar directamente a la aseguradora sin pasar previamente por conductor y el propietario. De hecho la mayoría de las indemnizaciones se negocia con las compañías de seguros y no con los otros responsables civiles.

¿Cómo se hace valer la responsabilidad civil derivada de accidentes de circulación? Se puede ejercitar en el proceso penal iniciado tras el accidente o se puede ejercitar en un juicio civil simultáneo o posterior a aquel.

QUÉ HACER EN CASO DE ACCIDENTE

– Si hay acuerdo con la otra parte de cómo sucedió el accidente: se deberá llenar el parte de declaración amistosa de accidente donde se recogerá el lugar, fecha, hora, conductores y vehículos implicados, si están o no asegurados, nombre de la compañías de seguros, datos de testigos tales como nombre completos, teléfono y domicilio.

Su contenido es fundamental para la reclamación futura., por tanto, debe ser hecho con la mayor diligencia posible.

– Si por el contrario no hay acuerdo sobre todos o algunos aspectos del accidente o la/s otra/s parte/s involucrada/s no pueden suscribir la declaración amistosa de accidente: es imprescindible pedir la intervención de la autoridad policial sea local, autonómica o nacional quien se encargará de redactar un atestado con toda la información relevante del accidente y que luego remitirá al juzgado de guardia del lugar donde ocurrió el mismo.

Del mismo modo debe poner de inmediato en conocimiento de su asegurador la existencia del siniestro.

DEBERES DEL CAUSANTE UN ACCIDENTE CON LESIONES A PERSONAS

Quien  haya ocasionado el accidente (generalmente el conductor del vehículo) deberá asegurarse de que la víctima recibe ayuda médica adecuada y no dejar el lugar de los hechos hasta tanto no la haya recibido. De no hacerlo podría incurrir además en un delito o agravar el que podría ya haber cometido en el accidente.

Asimismo deberá asegurarse de recabar cuanta información relevante tenga sobre el accidente, en particular los testigos y, de ser posible, tomar unas fotografías del entorno del accidente.
Del mismo modo debe poner de inmediato en conocimiento de su asegurador la existencia del siniestro.

EL LESIONADO EN UN ACCIDENTE DE TRÁFICO

Tiene el derecho y deber se ser asistido por los servicios de urgencias para diagnosticar y tratar las lesiones que pudiese haber sufrido.

Asimismo deberá asegurarse de recabar cuanta información relevante tenga sobre el accidente, en particular los testigos y, de ser posible, tomar unas fotografías del entorno del accidente.

Una vez estabilizada su situación médica deberá seguir el tratamiento prescrito permaneciendo en las dependencias hospitalarios y/o acudiendo a los especialistas que le indiquen.
Deberá conservar los documentos que le sean entregados sean médicos o de otro tipo.

Si tiene concertado un seguro de accidentes o de otra índole es necesario que notifique el siniestro a su compañía aseguradora.

Del mismo modo si se encuentra de alta en seguridad social como autónomo o trabajador dependiente deberá notificar su estado a los efectos de la tramitación, en su caso, de su baja por incapacidad temporal.

DOCUMENTOS EN PODER DE LA VÍCTIMA

Toda la información que tenga sobre sus lesiones será muy importante para que llegado el momento le reconozca el médico forense del juzgado. Tras su examen emitirá un informe  de gran valor dentro el proceso penal abierto tras el accidente pues se trata de un especialista médico independiente.

Dicho informe médico forense, va a recoger las lesiones, secuelas o incapacidad que se hayan producido incluyendo días de hospitalización así como el total de jornadas en los que el lesionado estuvo impedido o no de realizar su trabajo. A la cita con el médico forense se debe llevar toda la información médica que posea el interesado

Así mismo, deben guardarse las facturas de los gastos médicos, farmacéuticos y de desplazamientos que haya tenido que hacer a consecuencia del accidente ya que se añadirán a los daños valorados por el forense en la reclamación de daños y perjuicios.

DAÑOS EN EL VEHÍCULO CONSECUENCIA DEL ACCIDENTE

Solicite un presupuesto de reparación a un taller. Si se decide a alquilar otro vehículo por ser necesario para su actividad habitual remunerada, caso de que su compañía de seguros o el taller no le ofrezcan uno en sustitución, es necesario conservar la factura.

FALTA DE ASEGURAMIENTO O IDENTIFICACIÓN DE LA OTRA PARTE INVOLUCRADA EN EL ACCIDENTE

Existiendo la obligatoriedad del seguro de vehículos y para evitar las injusticias derivadas de siniestros donde el vehículo interviniente no tenga seguro, o fuese desconocido o robado, la Leyestablece como responsable civil al Consorcio de Compensación de Seguros.

ELECCIÓN DE ABOGADO

El causante, la víctima así como un tercero involucrados en un siniestro pueden designar libremente al profesional que le defienda dentro y fuero de los juzgados, frente a la compañía y a quien sea.
Las pólizas de seguro de responsabilidad civil de vehículos suelen incluir la cobertura de defensa jurídica, esto es, la posibilidad de que los gastos de defensa (abogado y procurador) sean asumidos por la compañía aseguradora. No obstante lo que pueda parecer esta cobertura no implica que se deban aceptar los profesionales designados por aquella.

 

Compartir

Abogados Babi Calzado, S. C.

San Francisco Javier  9, Edif. Sevilla-2,

Pl. 8, Pta. 11. CP 41018 - Sevilla

Tlf: 954 64 73 88 Fax: 954 64 73 88

contacto@abogadosbabicalzado.es

             babicalzado3def