Sentencia de cláusula suelo contra Banco CEISS
Despacho de Abogados en Sevilla

Sentencia de cláusula suelo contra Banco CEISS

Declaración de nulidad de la cláusula suelo, eliminación del préstamo hipotecario y devolución de cantidades.

Nuestro despacho ha vuelto a conseguir un resultado favorable para el cliente obteniendo una Sentencia de cláusula suelo contra BANCO CEISS,  por la que se declara la nulidad de la cláusula suelo de la hipoteca concertada por el cliente co
n CAJA ESPAÑA DE INVERSIONES, SALAMANCA Y SORIA CAJA DE AHORROS Y MONTE DE PIEDAD, actual BANCO CEISS.clausula-suelo-banco-ceiss-abogados-babi-calzado

La cláusula suelo tenía el siguiente contenido:

“TERCERA-BIS.- Revisión del tipo de interés

1.- Revisión y tipo de referencia aplicable.

Transcurrido el periodo inicial antedicho, el tipo aplicable será revisado con periodicidad anual hasta la cancelación del préstamo.

 El tipo de interés nominal aplicable se fijará, al inicio de cada sucesivo periodo adicionando un diferencial de 1,00 puntos porcentuales al índice de referencia denominado EURIBOR DOCE MESES, sin que el resultante pueda ser inferior al 2,50% si el cliente cumple los criterios de bonificación previstos más adelante, sin que pueda ser inferior al 3,00 %.”

La Sentencia, dictada por el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Sevilla, declara que la cláusula citada es una condición general de la contratación, debido al carácter predispuesto de la cláusula, su imposición por una de las partes de la cláusula, y el hecho de estar pensada para incluirse en una pluralidad de contratos. Estos requisitos aparecen contemplados el artículo 1 de la Ley 7/1998, de Condiciones Generales de la Contratación. Además de ello, se cumplen los requisitos citados por el Tribunal Supremo en su Sentencia de 9 de Mayo de 2013, como son:

  1. Contractualidad: se trata de “cláusulas contractuales” y su inserción en el contrato no deriva del acatamiento de una norma imperativa que imponga su inclusión.
  2. Imposición: su incorporación al contrato deber ser impuesta por una de las partes (…) de tal forma que el bien o servicio sobre el que versa el contrato nada más puede obtenerse mediante el acatamiento a la inclusión en el mismo de la cláusula.
  3. Generalidad: las cláusulas deben estar incorporadas a una pluralidad de contratos o estar destinadas para tal fin.

Así, acreditada la condición de consumidor y usuario de cliente demandante, la sentencia procede a aplicar a la cláusula el doble control de transparencia, esto es, un primer control relativo al modo de inclusión en el contrato y un segundo control encaminado a la comprensibilidad real de la cláusula.

De tal modo, el juez llega a la conclusión de que la cláusula suelo no puede superar ninguno de dichos controles. “El primero, relativo a la incorporación al contrato porque no consta firmado por los actores documento alguno acreditativo de haber recibido oferta vinculante que regula la Orden Ministerial de 5 de Mayo de 1994.”

“Tampoco se ha seguido en la escritura ese orden riguroso exigido imperativamente por la citada Orden”, en cuyo Anexo II se indica que la cláusula limitativa a la variación del tipo de interés o suelo debe ser incluida en la Estipulación Tercera Bis de la escritura.

También respecto al formato de la escritura de préstamo hipotecario, señala la Sentencia que “la complejidad de la escritura se incrementa al no constar en la misma las condiciones financieras del préstamo con garantía hipotecaria, remitiéndose en todo a un anexo.”

Por tanto, “tampoco puede superar el segundo de los citados controles, puesto que no se ha simulado ningún escenario con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar, no se ha ofrecido información previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otras modalidades de préstamo”. De este modo, no pudo comprenderse de modo real el alcance y repercusión que la cláusula tendría en el futuro.

La consecuencia es la declaración de nulidad de la cláusula suelo, con base en la Ley 7/1998, de Condiciones Generales de la Contratación, Real Decreto Legislativo 1/2007, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, y el artículo 1303 del Código Civil, conllevando la eliminación de la cláusula suelo del préstamo hipotecario.

En cuanto a los efectos retroactivos derivados de la declaración de nulidad de la cláusula, es decir, la devolución de lo cobrado en exceso por la existencia de la cláusula suelo, se condena a BANCO CEISS a devolver al cliente las cantidades cobradas en exceso por la cláusula suelo desde la publicación de la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de Mayo de 2013 hasta la actualidad, incrementado en el interés moratorios.

A partir de ahora, el cliente pagará únicamente lo que le corresponda, conforme a la cotización del Euribor y su diferencial, beneficiándose de las bajas cifras de dicho índice durante el resto del plazo de la hipoteca.

 

Compartir

Abogados Babi Calzado, S. C.

San Francisco Javier  9, Edif. Sevilla-2,

Pl. 8, Pta. 11. CP 41018 - Sevilla

Tlf: 954 64 73 88 Fax: 954 64 73 88

contacto@abogadosbabicalzado.es

             babicalzado3def